El adulto mayor vendedor de sandias y el joven millennial

Te voy a contar una historia que realmente me encanto. Es la historia que lleva por titulo “la historia del adulto mayor, vendedor de sandias y el joven millennial”, y comienza con estos dos personajes.

Por un lado tenemos a un adulto mayor y por otro lado tenemos a un típico joven “millennials”.

Este adulto mayor, trabajaba en un mercado como vendedor de Sandias, TODOS los días, sin excepción, se levantaba MUY temprano, de hecho a las 4:30am, por que siempre era el primero en llegar a su trabajo.

Así que el adulto mayor cuando llego al mercado, lo primero que hizo, fue empezar a acomodar, limpiar y dejar super brillantes las sandias; obviamente con la intención de dejarlas super listas esperando a sus futuros clientes… 

Aparte de eso SIN FALTA… TODOS LOS DIAS… hacia algo muy curioso, que le llamaba la atención a cualquier persona que pasaba por ahí.

LITERALMENTE hablando…

El adulto mayor solía poner atras de el, una cartulina que tenia escrito dos diferentes opciones de ofertas…

La primera:

10 pesos por 3 sandias…

La segunda:

3 pesos por CADA sandia…

Así que el día empezó, y luego luego se empezaron a asomar los clientes, y obviamente a mover la sandia. Sin embargo, como a las 10am, nuestro segundo personaje de la historia (el joven millennial) se acerco con el adulto mayor y le dijo lo siguiente:

“Oiga me da por favor 3 sandias… pero demelas en 3 bolsas diferentes por favor…”

Total el adulto mayor le dice claro que si y cariñosamente se las empieza a seleccionar y se las entrego como el joven las pidió… en 3 bolsas diferentes.

El Joven Milenial le paga… y justo antes de irse con un sonrisa en la cara… Le entro una expresion repentina de arrepentimiento, asi que se regreso con el adulto mayor y le dijo lo siguiente:

“Oiga se me hace que lo de usted, no son los negocios, ya que le compre 3 sandias por 9 pesos en lugar de 10”.

En efecto, el adulto mayor muy paciente y educadamente le dice que muchas gracias y murmuro para sí mismo, “que divertidas son las personas” siguen comprando 3 en lugar de 1 y siguen queriendo enseñarme a hacer negocios.

Así que esta es la historia del adulto mayor, vendedor de sandias y el joven millennial, espero te haya gustado.

Te recomiendo esta otra reflexion: https://www.soyfetaga.com/no-seas-el-mejor-en-lo-que-hagas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat